Caperucita Roja

Rebeca Saray. Serie "Caperucita Roja". (2011). Todos los derechos reservados.

Aquí tenemos la segunda entrega sobre artistas participantes en la exposición de la Semana Gótica de Madrid 2011. Esta vez acudo a una de las series que más me ha impactado de la fotógrafa Rebeca Saray.

La verdad es que desde que me suscribí a su blog, hace casi un año, no dejo de llevarme sorpresa tras sorpresa observando la evolución de Rebeca como fotógrafa. Ella obtuvoya su reconocimiento con la publicación de su libro In Réquiem en 2009 por Norma Editorial. A partir de ahí su ascenso ha sido meteórico, tanto en lo que compete a fotografía artística como a encargos profesionales, entre los que destacan sus fotos a artistas y celebrities tanto nacionales como internacionales. Su técnica se ha ido depurando, estilizando, que junto a su uso del tratamiento fotográfico por ordenador han ido fijando la personalidad de sus trabajos de modo que si ves una imagen de Rebeca inmediatamente sabes que es suya.

Rebeca Saray. Serie "Caperucita Roja". (2011). Todos los derechos reservados.

Rebeca trabaja además con un equipo que desarrolla de forma magistral el vestuario, la sofisticada peluquería e impactantes e imaginativos maquillajes. Estos elementos reales, alterados por el tratamiento digital configuran imágenes que parecen estar fuera del espacio y del tiempo, son como figuras de porcelana, de extremada pureza y limpieza. Las imágenes son quizá demasiado perfectas, en un sentido casi diría que futuristas, aunque tambiénson complejas y muy elaboradas. Adquieren un exquisito refinamiento.

Rebeca Saray. Serie "Caperucita Roja". (2011). Todos los derechos reservados.

Hoy me detengo en una de mis series favoritas de Rebeca Saray: Caperucita Roja. El leit motiv es la figura del cuento popular, centrada sobre todo en la figura femeninay en los lobos. Caperucita ha dejado de ser una niña inocente para convertirse en una bellísima joven pelirroja casi prerrafaelita. Añade así un elemento sensual aunque etéreo al cuento infantil. Esta Caperucita es más bien una diosa, una Freija nórdica, señora de los lobos, pues ellos son mansos con ella, la obedecen, atacan a quien ella ordena. Por lo tanto Rebeca le da la vuelta al cuento infantil para proponer una revisión casi victoriana del tema.

Rebeca Saray. Serie "Caperucita Roja". (2011). Todos los derechos reservados.

Nuestra caperucita tiene una inmensa capa carmesí que, extendida, es la principal mancha de color, que da una gran potencia tanto simbólica como visual a las imágenes. Ello contrasta con el boscaje y el verde de la hierba. La aparición de los lobos –algunos son lobatos- aportan el componente tanto salvaje como natural a la composición. El lobo, animal noble y poderoso donde los haya (véase mi post sobre el lobo aquí) es el partenaire de Caperucita, está en comunión con ella, es su defensor, su amigo.

A modo de conclusión diremos que Rebeca Saray ha subvertido los elementos que conforman el cuento de tradición oral Caperucita Roja (recopilado por Perrault en el XVII), dándole su propia interpretación, su propio giro. Una suerte de visión pagana que combina la belleza de la doncella-semidiosa con su capa casi druídica, con el elemento salvaje del lobo. Es una reinvención de un tópico para otorgarle una visión por una parte moderna –técnicamente- a la par que decimonónica –en la estética-. Esta es la clave de una de las series más bellas que ha producido Rebeca Saray este año.

Mas información sobre Rebeca Saray aquí.

Más información sobre la Semana Gótica de Madrid 2011 aquí.